Blogia
VEEDURIA CONSTITUYENTE

TENDENCIAS DE LA ASAMBLEA

El poder constituyente no encuentra su fundamento en la norma, no posee una naturaleza jurídica, la tarea del poder constituyente es política. Este proceso electoral, madre de todas las batallas como lo llama el Presidente Correa, ha reafirmado el cambio de época y el entierro de los partidos políticos tradicionales. Sin embargo, luego de una contienda electoral dejamos de ser el partido A o el movimiento B, cuando se han elegido ciudadanos como representantes del pueblo, las banderas partidistas se abandonan, ahora el espíritu es nacional, ahora somos país, somos Ecuador.

Si el voto de los ecuatorianos ha conformado una Asamblea con una tendencia marcada,    sin contrapesos y sin necesidad de consensuar. ¿Qué papel deben jugar las tendencias de minoría? Claro está, si tienen la oportunidad de jugar algún rol; porque una cosa es llamar a consensos cuando se es minoría y otra muy distinta cuando se es mayoría.

Si el poder constituyente es la voluntad política originaria, soberana y directa que tiene un pueblo, en función del mandato de ese pueblo, adoptemos la organización jurídica y política que más le convenga, por tanto los que ganaron tienen una gran responsabilidad, queremos una Asamblea que tome decisiones a partir del debate, con respeto al disenso y a la libertad de conciencia de cada uno de sus integrantes, una Asamblea que adopte una política permanente de concertación con las minorías.

La nueva Constitución que se dicte debe consagrar nuevas estructuras políticas, sociales y económicas como fruto de una práctica política deliberante y transparente. Es hora de trabajar por mejores condiciones de gobernabilidad, por la recuperación de la institucionalidad democrática, queremos una transformación constitucional que se sintonice con las demandas y necesidades de la gente, que fortalezca los sistemas de educación y salud, aplicando criterios transversales de equidad, interculturalidad, sustentatibilidad, transparencia, participación ciudadana y rendición de cuentas.  

Si bien es cierto, que los regímenes democráticos se guían por la decisión de la mayoría, lo es también, que las minorías tienen su voz y su propuesta, construyamos entonces un espacio democrático y pluralista que cumpla el mandato ciudadano. No olviden a los sectores que los eligieron y consúltenlos constantemente, asuman los plenos poderes con responsabilidad, trabajemos en un proyecto político viable en función de país.  No todo esta dicho, por tanto, corresponde a la ciudadanía con la ayuda de medios de comunicación serios e independientes estar pendientes del actuar permanente de sus integrantes, se hace necesaria una constante rendición de cuentas. Mónica Banegas Cedillo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres